Dolor vs sufrimiento: ¿hecho o aprendizaje?

Todos aspiramos a experimentar un sentimiento de bienestar psicológico que sea estable y que no dependa de las circunstancias cambiantes que en cada momento vivimos. A decir verdad ya disponemos de ese estado de bienestar, pero nos ocurre que hemos ido aprendiendo a vivir alejados de él.

Hemos aprendido a vivir con sufrimiento.

El hecho es que estamos biológicamente preparados para sentir dolor, en nuestro cuerpo existen células receptoras capaces de iniciar la experiencia a la que denominamos “dolor” y se activan cuando experimentamos lesión o daño.

El sufrimiento, sin embargo, no está biológicamente programado. El sufrimiento, que es descontento, insatisfacción o desasosiego, tiene que ver con la forma en la que interpretamos ese dolor. Es lo que de nuestra cosecha psicológica añadimos al dolor. El sufrimiento actúa como un amplificador de la señal del dolor haciendo que el dolor sea más doloroso.

Pero…

¡ESTE AMPLIFICADOR NO HA CAÍDO DEL CIELO!

El sufrimiento es un patrón de aprendizaje y, como tal, puede ser extinguido. Las formas en que sufrimos son formas aprendidas y podemos dejar de sufrir extinguiendo esas formas y aprendiendo otras nuevas, MÁS SANAS y ADAPTATIVAS , PARA RELACIONARNOS CON EL DOLOR FÍSICO O PSICOLÓGICO.

Entonces…

Quizás, si aprendes a vivir de una manera distinta, podrás llegar a verte libre de sufrimiento.
¿Cómo?
Pues… la vida para experimentarlo.

¡Mantente atentx!

Deja un comentario

Abrir chat
Hola! Soy Inma, cuéntame ;)